Las chicas de Lena Dunham

Género: Tragicomedia
Creador: Lena Dunham
Reparto: Lena Dunham, Allison Williams, Jemima Kirke, Zosia Mamet, Adam Driver, Alex Karpovsky.
País de origen: Estados Unidos Flag of the United States.svg
Cadena: HBO
Duración: 30 minutos
Fecha de emisión: 15 de abril de 2012 Р Presente

Lena Dunham naci√≥ en Nueva York hace casi 27 a√Īos, en el seno de una familia de artistas (su padre es un pintor pop art y su madre fot√≥grafa y dise√Īadora). Licenciada en escritura creativa, es creadora, directora, guionista, co-productora ejecutiva y tambi√©n protagonista principal de su obra m√°s eg√≥latra, Girls, estrenada en HBO en abril de 2012.

En una primera y superflua interpretación de su nombre, podría decirse que la serie trata de un grupo de cuatro amigas, bien diferentes entre ellas, y sus andanzas en la gran ciudad, su deseo de aceptación, de pertenencia, de satisfacción sexual. Pero cuando nos vamos adentrando en cada capítulo, nos vamos preguntando qué tan verdadera es esta premisa, qué tan acertada es la pluralidad misma que contiene el título.

Como protagonista central se nos presenta a Hannah Horvath, casualmente interpretada por la mismísima Dunham. Escritora, sólo porque ella se autoproclama como tal, Hannah quiere ganarse la vida escribiendo ensayos basados en su propia experiencia, mero reflejo de la propia Lena. A partir de allí, todos los personajes giran alrededor de ella, impidiendo su crecimiento, su evolución, haciendo sentir a la audiencia que se está perdiendo de algo, que se espera más.

Aparentando una autoaceptaci√≥n, Hannah nos muestra constantemente su cuerpo desnudo, llev√°ndolo al rid√≠culo y a lo grosero, insinuando que ella misma se r√≠e de sus propios defectos. Pero, ¬Ņhasta qu√© punto es esto cierto? No parece ser m√°s que una especie de chivo expiatorio de su creadora, llena de complejos que intenta purgar a trav√©s de su obra. Poco a poco, se termina convirtiendo en ‚Äúla serie de‚ÄĚ, en la que no s√≥lo se nos muestran las carencias de cada uno de los protagonistas, sino que, al mismo tiempo, se focaliza en resaltar las virtudes de Dunham… digo, de Horvath, de Horvath.

Al fin de cuentas, Girls¬† no est√° demasiado alejada de sus tan comparadas y supuestas antag√≥nicas Sex and the city o Gossip Girl, porque, al igual que ellas, no deja de ser un retrato de “ni√Īas bien” que no tienen idea de lo que quieren. Catalogada tambi√©n como ‚Äúla voz de toda una generaci√≥n‚ÄĚ, nos contin√ļa demostrando c√≥mo a√ļn la mujer permanece completamente subestimada, ya que constantemente pareciera equipar√°ndolas con simples sacos llenos de histeria.¬†Pese de tratarse de una serie de chicas, se¬†cuenta con personajes masculinos mucho m√°s interesantes y atrayentes que los femeninos, aunque desacertadamente poco abordados.

Con una musicalizaci√≥n realmente muy bien lograda y un buen aprovechamiento del boom hipster por parte de Dunham, la serie se construye como una total exteriorizaci√≥n del ego de su creadora que, d√°ndole un papel tan importante a sus senos desnudos a√ļn por encima de las tres protagonistas restantes, nos deja pregunt√°ndonos de qu√© chicas en verdad nos estamos volviendo espectadores.

Anuncios