La exposición que Vincent nunca fue capaz de soñar

Con motivo del 160° aniversario del natalicio de Vincent Van Gogh, las paredes de la Usina del Arte se llenan de color al presentar “Mi exposición soñada“, una retrospectiva con 200 obras del artista. Habiendo sido expuestas anteriormente en Ámsterdam, la exposición cuenta con cuadros en escala real, reproducidos en nuevos soportes y digitalmente restaurados, con el fin de la recuperación de sus colores originales.

Un árbol genealógico de su familia nos da la bienvenida a este recorrido cronológico, donde no encontramos ninguna pintura original, pero somos sorprendidos con la calidad de las reproducciones en nuevos soportes que nos llevan a vemos tentados a pasar el dedo sobre ellas para sentir la textura de las pinceladas, para descubrir sus matices.

 “Van Gogh quería mostrar colores vivos en sus pinturas. Desafortunadamente, algunos de sus cuadros perdieron color  con  el  tiempo.  Algunos  de  los  brotes  florales  en  Almendro  en  flor  (1891),  por ejemplo, solían ser de color rosa. Este color desapareció. Al recuperar con precaución los colores  originales,  la  exposición  muestra  de  qué  manera  Van  Gogh  concibió su pintura.” explica David Brooks, especialista en la obra de Van Gogh y curador de la exposición.

Pero las pinturas no están solas, sino que son acompañadas por extractos de cartas escritas por el mismo Vincent, detallando tanto su propio trabajo como el momento personal por el cual estaba pasando al haberlas creado.  La muestra también presenta siete animaciones en 3D de las obras “Los comedores de papas”, “Ribera del Sena”, “Vaso con girasoles”, “Casa y dormitorio”, “Capullo de Almendro”, “El asilo” y “Trigal con cuervos”, además de una pantalla interactiva sobre su obra más popular, “Noche estrellada”, y todos sus autorretratos.

Insinuar que Vincent Van Gogh, quién se suicidó a los 37 años, ahogado en su decepción y sin haber tenido ningún tipo de reconocimiento, alguna vez hubiera imaginado que sus cuadros estarían entre los más cotizados en el mercado del arte, es algo ilógico. Tan ilógico como decir que él proyectaba contar con todo un museo con su nombre por delante, con que se filmarían películas acerca de su propia vida o incluso que encontraran sus pinturas modelando rompecabezas. Entonces nos queda la incógnita, ¿quién somos los que soñamos esta exposición?

 

¿Dónde y cuándo?
Usina del Arte: Cafarena 1 (esquina Pedro de Mendoza)
Del 12 de julio al 6 de octubre
De martes a viernes de 11 a 18 hs.
Sábados, domingos y feriados de 12 a 20 hs.
http://usinadelarte.org
http://agendacultural.buenosaires.gob.ar

“La exposición vislumbra el afianzamiento de Van Gogh y su conquista de un lenguaje propio e inconfundible” – Ing. Hernán Lombardi, Ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires.